Actualidad

La solidaridad de los colegiados socios protectores: más de 1.000 ayudas en 2019 a la infancia y adolescencia con prestaciones de Atención Temprana o apoyo a huérfanos de médicos

La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) se suma a la celebración, hoy 20 de noviembre, del Día Universal de la Infancia, reivindicando el respeto a los derechos de este colectivo, especialmente vulnerable, y la necesidad de ofrecerles protección social. Con el objetivo de cubrir las necesidades de los niños y familias de los médicos, la Fundación destinó más de 1000 ayudas en 2019 a este colectivo con prestaciones como Atención Temprana, Tratamientos especiales o ayudas para huérfanos de médicos menores de 21 años.

Entre las prestaciones que contempla su Programa de Protección Social se encuentran las ayudas destinadas a niños o niñas con necesidad de tratamiento de atención temprana de 0 a 6 años. El objetivo de estas ayudas es ayudar económicamente, de forma complementaria al sistema público, al socio protector en los gastos ocasionados por los tratamientos, tanto preventivos como asistenciales, para trastornos presentes durante el desarrollo, o en riesgo de padecerlos, que potencien la capacidad de desarrollo y bienestar físico o intelectual del niño.

También dispone de una prestación para tratamientos especiales de 6 a 21 años. Se trata de una ayuda destinada a contribuir a sufragar los gastos por tratamientos para la recuperación funcional o psicológica. El objetivo es ayudar económicamente al socio protector, de forma complementaria al sistema público, en los gastos originados por los tratamientos de recuperación funcional y/o psicológica pautados por profesionales clínicos a sus hijos. Los tratamientos pueden ser: fisioterapia, psicomotricidad, logopedia, foniatría, psicoterapia, daño cerebral sobrevenido, estimulación cognitiva, alteraciones de la conducta, tratamientos especiales (accidentes, enfermedades derivadas del estrés postraumático, etc.).

Otro bloque fundamental de prestaciones son las ayudas destinadas a contribuir en la cobertura de las necesidades básicas de los huérfanos menores de 21 años. Esta prestación está destinada a huérfanos de socios protectores fallecidos (médicos/as colegiados/as, personal de los Colegios o del CGCOM y las Fundaciones de la OMC); hijos de socios protectores jubilados o con discapacidad, estando estos acogidos por la Fundación. Para ayudar económicamente a los beneficiarios menores de 21 años en la cobertura de gastos básicos de vida.

Dr. García Quintana: “Gracias a las ayudas de la Fundación, mi hija con necesidades especiales podrá tener una vida más fácil”

El Dr. José M.ª García Quintana, colegiado de Córdoba, es padre de Sofía, una niña de siete años que padece una encefalopatía epiléptica neonatal, una enfermedad poco frecuente que le genera un importante retraso psicomotor y por lo tanto requiere numerosas atenciones y terapias.

Para hacer frente a los gastos que genera, tanto él como su mujer cuentan con una prestación económica de la Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC) para tratamientos especiales. “Gracias a las ayudas de la Fundación mi hija tendrá una vida más fácil”, asegura.

Desde que nació Sofía, el “sacrificio” y la “dedicación” de sus padres, ha sido integral. “Si ya es difícil conciliar los diferentes componentes de la vida de una familia hoy día, hacerlo cuando en su seno reside un niño con necesidades especiales, es extraordinariamente más complicado”, asegura el Dr. García Quintana.

Su mujer, Sonia, también médico, ha renunciado a parte de su jornada laboral, para estar presente y coordinar el alto número de terapias que Sofía precisa, con objeto de minimizar el impacto que su enfermedad le genera, y, según cuenta, alcanzar su sueño de hacer “todo lo que esté en nuestras manos para que nuestra hija consiga un alto grado de autonomía que le permita, en la medida de lo posible, tener una vida más fácil”.

Tras señalar que no han recibido ninguna otra ayuda de la Administración, afirma que esta prestación “es un alivio para afrontar los gastos que supone el cuidado de mi hija que requiere varias terapias diferentes, costosos medicamentos y otras necesidades por su alto grado de dependencia”. “Estas ayudas -dice- destierran la idea preconcebida que tanto mi mujer como yo teníamos de que la Fundación ayudaba solo a huérfanos y viudas de médicos” y añade que es “muy gratificante contar con el apoyo de tus propios compañeros”.

Artículos de interés

El Colegio de Médicos de Cádiz muestra su satisfacción por la retirada de la Orden del SAS que limitaba derechos de la profesión

comcadiz

El I Congreso Andaluz de Cooperación Internacional pone de manifiesto el compromiso de los Colegios de Médicos con la acción humanitaria

comcadiz

RECUERDA: La FPSOMC refuerza las prestaciones para los colegiados socios protectores frente a la COVID-19

comcadiz

Deja un comentario

css.php
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad