Image default
Deontología

En el Día Mundial de la Ética Médica

El día 18 de septiembre es un día que podemos considerar importante para los médicos, ya que anualmente se celebra en DIA MUNDIAL DE LA ÉTICA MÉDICA.

Fue este mismo día del año 1947 cuando se celebró la Primera Asamblea General de la Asociación Médica Mundial y, como recuerdo de esa memorable fecha, la 54ª Asamblea celebrada en Helsinki el año 2003 y ratificada por la 194ª Sesión celebrada en Indonesia el año 2013, se insta a la diferentes naciones a que “celebren en dicha fecha el Día Mundial de la Ética Médica”.

El ser médico significa algo especial. La gente va al médico para pedirle ayuda para recuperar la salud y a que le ayude también a mantener su bienestar. Con la evolución de la sociedad, la globalización y el cambio de la medicina paternalista a la hegemonía de la autonomía del paciente, muchos médicos en la actualidad sienten que ya no son respetados como antes. A pesar de todo, generalmente el médico sigue siendo bien considerado por los enfermos, y la profesión de médico sigue siendo atractiva para un buen número de estudiantes. Pero para que sigan sucediendo ambas cosas es muy importante que TODOS los médicos conozcan y pongan en práctica los valores centrales de la Medicina, fundamentalmente la compasión, la competencia profesional y la autonomía, que aunque no son valores exclusivos de los médicos, la sociedad espera de ellos que los demuestren más que otros profesionales.

La Ética es pluralista y a veces es motivo de desacuerdo, pero en nuestro medio la cultura y la religión muchas veces juegan un papel determinante para diferenciar lo que es ético de lo que no lo es. No obstante, a pesar de las diferencias que puedan existir, la mayoría de los seres humanos puede estar de acuerdo en ciertos principios éticos fundamentales, que se proclamaron en la Declaración Universal de Derechos Humanos. De estos Derechos son importantes para la Ética Médica: el derecho a la vida; a no ser discriminado; a no sufrir tortura, trato cruel o degradante; a la libertad de opinión y expresión; a tener acceso igualitario a los servicios públicos y a la atención médica.

Durante siglos la profesión médica ha elaborado Normas de conducta propias para sus miembros, que se suelen plasmar en los Códigos de Ética. En nuestro País siempre ha habido una gran inquietud por mantener al día dicho Código ya que en el mismo se expresan los postulados que deben presidir siempre la conducta profesional del médico. Y por eso se actualiza constantemente incluyendo en él las cuestiones éticas que se van planteando con el devenir de la sociedad contemporánea. La última revisión tuvo lugar el año 2011, sustituyendo a la hasta entonces vigente de 1999.

En los últimos tiempos se palpa más entre los médicos la necesidad de aumentar los conocimientos en esta materia. Y la Organización Médica Colegial, a través de la Comisión Central de Deontología, elabora Declaraciones sobre temas éticos que van surgiendo y que tienen el mismo rango de obligatoriedad en su cumplimento que el propio Código. Además se realizan Cursos de Formación, Másteres, edición de Manuales que orientan sobre el Buen quehacer Médico o aconsejan comportamientos adecuados sobre el Uso de las Redes Sociales en materia de archivo o transmisión de contenidos sujetos a confidencialidad o sobre consultas.

Siendo importante todo lo dicho hasta aquí, no podemos olvidar que es fundamental adquirir unos firmes conocimientos en Ética durante los estudios de Grado de Medicina. Es muy necesario incluir una asignatura específica durante la Carrera, cumpliendo así con la resolución de la 51ª Asamblea de la AMM celebrada en Tel Aviv en octubre de 1999: “Se recomienda firmemente a las Escuelas de Medicina de todo el mundo, que la enseñanza de la Ética Médica y los Derechos Humanos sea incluida como Curso obligatorio en los curricula”.

Con motivo de esta celebración es interesante que reconsideremos la importancia que tiene la Ética en nuestro día a día: en la calidad de la atención y en el trato respetuoso que dispensamos a nuestros pacientes, en la relación con nuestros compañeros, en la observancia de la confidencialidad, en la publicidad que hacemos de nuestra actividad privada, etc., etc. No estaría de más darle un repaso a nuestro Código de Ética y Deontología o tenerlo siempre a mano para consultar cualquier duda que se pueda plantear. Y ni que decir tiene que en el Colegio estamos siempre a disposición de todo aquel que quiera realizar alguna consulta sobre estos temas. Tengan la seguridad de que nos esforzaremos por darle los mejores consejos de que seamos capaces.

Artículos de interés

La publicidad médica siempre debe estar visada por tu Colegio

comcadiz

La deontología está de moda

Jaime Aparicio Santos

El nuevo Código de Deontología, abierto a las aportaciones de los colegiados

comcadiz

Deja un comentario

css.php