Image default
Opinión

La formación técnica y ética, pilares del buen médico

Dr. Jaime Aparicio Santos. Presidente de la CD del COMCADIZ

Tras la reelección de la Junta Directiva presidida por el Dr. Juan Aº Repetto López, a la que se incorporan nuevos miembros, tuvo lugar la toma de posesión de la misma el pasado día 11 de enero.

La Comisión de Deontología (CD), que me honro en presidir, ha obtenido de nuevo la confianza de dicha Junta Directiva para continuar realizando la misión que tiene encomendada. Como ya he puesto de manifiesto en anteriores ocasiones, para los componentes de esta Comisión es un privilegio y un honor el poder realizar este servicio, no solo al Colegio al que pertenecemos sino a la sociedad en la que vivimos. Representa todo un estímulo para esmerarnos en nuestro trabajo y seguir buscando la excelencia.

Los tiempos cambian, las costumbres y la sociedad también, pero hay aspectos éticos y deontológicos que son inalterables, aunque en alguna ocasión pueda hacerse una adecuación a los nuevos tiempos sin perder su esencia. Por eso, es extraordinariamente importante adquirir formación, una formación que hay que ir adquiriendo día a día. Y esta formación es tan importante como pueda ser la necesaria para los aspectos técnicos y prácticos de cada especialidad, que constantemente el buen profesional procura. En la actualidad, los Colegios de Médicos españoles, con su Organización Médica Colegial a nivel nacional, están volcados facilitar este tipo de formación. Y esto no se debe desaprovechar. Esta formación redundará en una mayor cercanía tanto con el enfermo como con la sociedad a la que pertenecemos. Se traducirá en una práctica de la Medicina más humana.

Expresaba yo en una anterior ocasión que los pilares en los que debe sustentarse el ejercicio de la Medicina a cualquier nivel son la RESPONSABILIDAD y el COMPROMISO ÉTICO Y MORAL, así como tener un amplio conocimiento de los PRINCIPIOS FUNDAMENTALES que deben inspirar la actuación profesional. Y esto sigue vigente. Se evitará que por ausencia de estos pilares, el médico tenga una excelente formación técnica, pero una escueta formación ética.

En actualidad se está llevando a cabo una revisión del Código de Deontología, cuyos preceptos son de obligado cumplimiento para el médico, a pesar de que solo hace 6 años que se modificó el anterior. El ejercicio actual de la medicina, con sus cambios vertiginosos, hace preciso el hacer algunas ampliaciones y algunas modificaciones sobre el actualmente vigente, tratando temas que hace pocos años no tenían la relevancia que van adquiriendo en la actualidad. Es preciso estar atentos porque de su observancia va a depender el que se considere al profesional no solo un buen médico, sino un médico bueno.

Aprovecho esta oportunidad para recomendar encarecidamente a todos los colegiados el dedicar una parte de su tiempo a la formación y a la lectura sosegada del Código de Deontología, de cuya observancia va a derivarse una buena práctica profesional. Y a los conciudadanos a los cuales el médico atiende, que estén absolutamente seguros de que la razón de ser de los Colegios Médicos, como Corporaciones de Derecho Público, es el velar para que se garantice una asistencia de calidad tanto pública como privada, e instar y exigir las condiciones necesarias a quienes tienen que poner los medios para que así sea.

Artículos de interés

Profilaxis de la reactivación del VHB antes de iniciar un tratamiento inmunosupresor o quimioterápico

comcadiz

Dr. Antonio Ares Camerino: “Despoblación sanitaria”

comcadiz

Opinión: la tesitura de decidir qué día morir

comcadiz

Deja un comentario

css.php