Image default
Actualidad Formación

Las Jornadas Pediátricas del Campo de Gibraltar, que organiza el COMCADIZ, clausuran con éxito su sexta edición

  • “Los profesionales de la salud deben estar tan alerta a la violencia de género como ante una parada cardiorrespiratoria”

La sexta edición de las Jornadas Pediátricas del Campo de Gibraltar, que organiza el Colegio de Médicos de Cádiz, reunieron el viernes y el sábado en el Centro Documental José Luis Cano de Algeciras a unos 80 profesionales de la salud para debatir y poner al día conocimientos en torno a la salud infantil y juvenil que permitan avanzar en la coordinación de actuaciones que tienen como objetivo final el bienestar del menor.

La actualización en vacunas y los cambios que traerá el calendario vacunal de 2020 fueron el punto de partida de esta sexta edición. En este capítulo, Antonio Reyes, pediatra con actividad privada en Chiclana, apuntó la necesidad de que todos los profesionales que se dedican a la atención de los menores estén actualizados y formados en vacunas, tanto en aquellas que están financiadas como las que no y recomienden a los progenitores siguiendo los protocolos que indican las sociedades científicas. También destacó la voluntad que vienen mostrando las distintas comunidades autónomas de alcanzar un calendario de vacunas cada vez más amplio que sirva para poner cerco a la enfermedad meningocócica.

A continuación, Lourdes Álvarez, especialista en medicina física y rehabilitación del Hospital Quirón Marbella Palmones y Marbella, que abordó el tema de la ortopedia infantil, hizo un llamamiento a los pediatras a explorar y a derivar al ortopeda infantil ante una sospecha y un hallazgo suficientemente importante ya que, según explicó, el especialista en pediatría, siguiendo las claves adecuadas, estaría perfectamente capacitado para realizar esa exploración.

Javier Downey, traumatólogo infantil de Orthopediatrica IHP Sevilla y Hospital Quirón Palmones, que cerró la primera jornada, centró su intervención en el manejo de las fracturas en atención primaria y compartió algunas nociones sobre la interpretación de radiografías e inmovilización, además de los criterios para derivar el paciente al traumatólogo. Downey presentó el método de Ponseti, como tratamiento del pie zambo que a pesar de sus buenos resultados aún es desconocido o no se aplica correctamente por parte de muchos profesionales.

Previamente las jornadas habían sido inauguradas por el primer teniente de alcalde, Jacinto Muñoz, con las intervenciones también de la decana de Enfermería de la UCA del Campus Bahía Algeciras, María del Carmen Paublete, y de la delegada territorial del Colegio de Médicos en el Campo de Gibraltar, Concepción Villaescusa. Jacinto Muñoz destacó la relevancia de que estas jornadas se celebren en Algeciras y valoró la estrecha relación entre el Ayuntamiento y el Colegio de Médicos que “indudablemente redunda en beneficio de la calidad de vida y la salud de los ciudadanos de nuestra tierra”. Además agradeció el trabajo desinteresado que se lleva a cabo desde el equipo que coordina la doctora Villaescusa.

María del Carmen Paublete destacó los contenidos del programa y “su importancia para la salud de nuestros menores”, al tiempo que significó la participación en estas jornadas de estudiantes de Enfermería y el carácter complementario que actividades como las Jornadas Pediátricas tienen para su formación. Concepción Villaescusa transmitió el “honor e ilusión” con que el Colegio de Médicos organiza estas jornadas, hizo hincapié en la vocación de puesta al día que vuelve a animar esta edición, además de subrayar el “apoyo incondicional” del Ayuntamiento y la “respuesta inmediata” de la Facultad de Enfermería al hacerle partícipe de este actividad docente.

Dentro del objetivo de estas jornadas de situar en primer plano algunos de los temas que mayor interés despiertan en los profesionales pero que también afectan al tejido social, se quiso dar un espacio necesario y urgente al maltrato infantil y a la violencia de género, a los que se dedicó la última de las mesas redondas en esta edición. Durante la sesión matinal del sábado, Patricia Jarillo, médico de familia del centro de salud Norte, de Algeciras, puso el énfasis en la lacra de la violencia de género contra las mujeres y las víctimas en salud que son también los menores, así como en la urgencia de visibilizar este problema “de salud pública”, cuya erradicación reclamaría la conexión de instituciones y profesionales, a los que Patricia Jarillo instó a estar alerta, de la misma manera que lo están a una parada cardiorrespiratoria o a cualquier otro episodio que ponga en riesgo la salud. “Muchas veces los profesionales no somos conscientes de esto y tenemos que emplear todos los recursos disponibles para ponerlo en conocimiento de las diferentes instituciones y organizar así una red que permita a mujeres y menores salir de esa situación”.

En relación al maltrato infantil, Narcisa Palomino, pediatra de primaria del centro de salud Dr. Salvador Caballero, de Granada, reclamó el esfuerzo de todos los profesionales que trabajan con menores para ser garantes de sus derechos. “La violencia contra la infancia está invisibilizada, tenemos un marco legal bastante protector pero en la realidad no se aplican estos derechos. Los profesionales tenemos que formarnos para que podamos ver una situación de maltrato cuando la tengamos delante. Pero solos no podemos hacerlo, tenemos que exigir a nuestro entorno que trabajemos coordinadamente y así dar los pasos necesarios para proteger a los menores, que es nuestro objetivo”, afirmó.

Con anterioridad a estas dos intervenciones, la primera de las mesas redondas del sábado sirvió para mostrar la importancia de la labor coordinada entre especialidades y, en esta ocasión, de la reumatología y la oftalmología. Así, María del Mar Ruiz, reumatóloga del Hospital de Jerez, resaltó los beneficios que para la salud tiene el hecho de que el médico de primaria derive rápidamente desde su consulta a los niños ante cualquier problema reumático del aparato locomotor, de manera que se pueda hacer un diagnóstico inmediato y evitar así graves secuelas posteriores. María del Mar Ruiz explicó que no es necesario que desde el centro de salud se realicen muchas pruebas complementarias sino que el profesional conozca bien cuáles son los signos de alarma que le hagan sospechar.

En esta misma mesa, María José Lirola, pediatra y reumatóloga infantil del Grupo IHP Sevilla, hizo una llamada de atención a los pediatras de atención primaria sobre la alta incidencia que tiene la artritis idiopática juvenil, que se acerca a la de la diabetes tipo 1 infantil, por lo que también insistió en la necesidad de hacer un diagnóstico precoz y una rápida derivación, esenciales para el tratamiento efectivo que hoy día puede hacerse gracias a las armas terapéuticas de las que actualmente se dispone.

A continuación, Antonio Domingo, oftalmólogo del Hospital Punta Europa, resaltó el buen pronóstico que tienen los pacientes pediátricos con problemas visuales por uveitis gracias a los tratamientos con biológicos e incidió en la importancia de cumplir con las revisiones periódicas, para las que la Unidad específica con la que cuenta el Punta Europa es de referencia en nuestra área geográfica.

La talla baja en la infancia tuvo también un lugar destacado en esta sexta edición de las Jornadas Pediátricas con la participación de Alfonso Lechuga, pediatra endocrinólogo infantil del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, quien transmitió la importancia de no dar por sentado que a una talla baja o alta de los padres les corresponde la misma talla a los hijos y la trascendencia que en la valoración del crecimiento en esa etapa del desarrollo tiene la entrevista con el paciente, que conduzca a organizar una correcta estrategia diagnóstica y terapéutica por parte del especialista. Alfonso Lechuga compartió una serie de herramientas muy prácticas con los profesionales de cara también a transmitirles que no sólo se debe tratar al paciente sino conocer qué se está tratando y por qué.

Estas sextas jornadas se cierran un año más con un excelente balance científico, de organización y participación. Como destacó durante la clausura Concepción Villaescusa, delegada territorial del Colegio de Médicos en el Campo de Gibraltar, “aspiramos a que estos encuentros, junto a los que celebramos cada mes en la sede del Colegio de Médicos, sean una corriente continua de intercambio de conocimientos, que nos mantengan conectados desde todos los niveles comprometidos con la actividad asistencial, ya sea entre las especialidades médicas, entre las diversas profesiones sanitarias y entre la atención primaria y la hospitalaria”.

Artículos de interés

Enero acoge sendas sesiones de Pediatría en las tres sedes del COMCADIZ

comcadiz

El Observatorio de Agresiones de la OMC camina hacia su primera década y reclama un Plan Nacional de actuación

comcadiz

El Colegio de Médicos de Cádiz se une a la concentración contra las agresiones a profesionales de la salud

comcadiz

Deja un comentario

css.php