Tertulia conmigo solo

Mujeres valientes y admirables

Miguel Fernández-Melero Enríquez, Jefe de la Asesoría Jurídica del COMCADIZ

El sábado 6 de marzo el Colegio de Médicos publicó en Diario de Cádiz una nota en la que, ante la cercanía del 8M, hizo un llamamiento a las autoridades, colectivos sociales y población en general para no celebrar ni acudir a ningún tipo de convocatoria de concentración o manifestación que en el actual escenario epidemiológico contribuya a incrementar el riesgo de incidencia de la pandemia y pudiera derivar en un nuevo repunte de los contagios.

Al día siguiente aparece en el mismo medio una nota de la concejala de feminismo y LGTBIQ+ del Ayuntamiento de Cádiz, denunciando “la doble vara de medir que existe a la hora de hablar de las distintas concentraciones”.

Explica que durante todo el año de pandemia ha habido concentraciones de peluquería, de hosteleros, contra la ley Celaá, contra resoluciones del Gobierno, y otros varios, lo que significa que no se está en contra de la concentración de defensa por la igualdad real y efectiva de la mujer por motivos sanitarios, “sino por motivos puramente ideológicos”.

Verdaderamente me ha sorprendido la conclusión de la Sra. Concejala. Comparar una concentración, que el año pasado reunió a miles de personas, con la de los del sector de la peluquería es asombroso. Pensar que el Colegio de Médicos de Cádiz no se mueve por motivos sanitarios sino por motivos puramente ideológicos nos da noticia de la talla moral e intelectual de la referida concejala. Y presumo que pensará lo mismo del Delegado del Gobierno de Madrid, que prohibió la concentración, lo cual fue ratificado por la Fiscalía, por el Tribunal Superior de Justicia y por el Tribunal Supremo, que se han opuesto a los recursos planteados contra la prohibición.

Si todos los concejales del Ayuntamiento de Cádiz tienen el mismo despiste que esta señora concejala, y están conformes con el injusto concepto que esta señora tiene del Colegio de Médicos de Cádiz, entonces sí que estamos apañados.

Pensar que el Colegio de Médicos de Cádiz está en contra de la igualdad real y efectiva de la mujer, cuando se trata de un Corporación que no se ha significado nunca, más que desde el punto de vista sanitario. Que es el colectivo que más muertes ha tenido como consecuencia del coronavirus, ignorando que hay miles de colegiados que son valientes mujeres que cada día se enfrentan a la enfermedad, que la mayor parte de sus empleados son admirables mujeres y que tres de los cuatro miembros de su asesoría jurídica son grandes profesionales mujeres, es no tener ni idea de lo que es el Colegio de Médicos de Cádiz.

Y la semana que viene, más.

Artículos de interés

Los negacionistas y el delito de riesgo

Miguel Fernández-Melero Enríquez

Más atención a la salud mental, por el bien de todos

Miguel Fernández-Melero Enríquez

¿Contagio de coronavirus por conducta de riesgo? Aquí tiene su factura

Miguel Fernández-Melero Enríquez

Deja un comentario

css.php
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad