Image default
Opinión

Profesor Dr. D. Jorge Manuel Roquette Gaona – In Memoriam

Excmo. Sr. Presidente

Ilustrísimos Sres. Académicos

Autoridades

Querida familia Roquette

Sras y Sres

            Gracias por invitarme a participar en este homenaje póstumo al Ilustrísimo señor Don Jorge Roquette Gaona, Académico que fué de esta Institución y profesor de nuestra Facultad. Y lo haré con el alma desgarrada, roto el corazón y apurando el cáliz de la amargura porque no en vano transcurrieron 36 años desde que Jorge ingresó en 1971 en la Cátedra de ORL hasta mi jubilación. En todo este tiempo soñamos, sufrimos y trabajamos con ilusión  y armonía en el Mora, en el Clínico de Puerto Real y en la consulta privada, formando en ésta un cuarteto armónico con el añorado Manuel Rojas y con Emilia, mi mujer.

            La fecunda vida académica del profesor Roquette es un ejemplo de cómo nuestras Instituciones maltratan desde tiempo inmemorial a los universitarios de valía, desaprovechando su contribución al saber y a la sociedad.

            Estudió Industriales, adquiriendo una sólida formación en Matemáticas y Física, pero descubrió la Medicina como su verdadera vocación, siguiendo el ejemplo de su padre D. Juan Roquette Ygueravide al que quería y admiraba. Y todavía hoy recuerdo la desolación de Jorge cuando le diagnostiqué a Don Juan un proceso vertiginoso de asiento en el lóbulo temporal derecho, confirmando después el TAC una metástasis cerebral de un melanoma maligno, causa de su final.

            Terminó la carrera en 1971 con Premio Extraordinario de Licenciatura. Cursó la especialidad de Otorrinolaringología en la Escuela Profesional de Cádiz, obteniendo el correspondiente título del M.E.C en Noviembre de 1975. Fué el primero de mis discípulos en sentir la llamada de la docencia y la investigación y   desarrolló la Tesis doctoral, superando la escasez de medios y la paupérrima situación de nuestra Cátedra en sus comienzos. Obtuvo el Premio Extraordinario de Doctorado y el Premio Dr. Santiago Fernández Repeto,otorgado a la mejor tesis doctoral por esta sapientísima Institución.

            Decidido a emprender una carrera universitaria, comprendió que su formación no podía quedar limitada a lo que nuestra Facultad y yo podíamos ofrecerle y siguiendo mis consejos obtuvo una Beca para Formación de Personal Investigador del MEC, poniendo  en funcionamiento el segundo servicio en España de Audiometría de respuestas evocadas y elaborando los patrones de los registros obtenidos en tres grupos significativos de población:  recién nacidos, adultos jóvenes y ancianos, tanto sanos como con distintos tipos de hipoacusia, facilitando enormemente la interpretación de los resultados. Patrones que fueron adoptados por otros departamentos de Audiología de España.

            Simultáneamente aprendió alemán en unos meses y obtuvo entre 1972 y 1975 Becas del  Deutscher Akademischer Austauschdienst (DAAD)  para formarse en:

* Investigación electrofisiológica con Trincker en Bochum,

* Cirugía avanzada de cuello con Naumann en el  Grosshadern de Munich

* Investigacion Pisicoacústica de reconocimiento del lenguaje por estímulos táctiles con Zwicker en el Psychoakustisches Institut, Technische Hochschule de Munich,

*Implantación de válvulas fonatorias en laringectomizados con  Herrman y Craniocorpografia compurerizada con Claussen en Würzburg.

            Reincorporado a la Cátedra comenzó su actividad docente y en Julio de 1982 ganó por Concurso-Oposición nacional la plaza de Profesor Adjunto Numerario de ORL con destino en Cádiz y en Febrero de 1984 la Cátedra de ORL de la Universidad del País Vasco. ¡Cuántas horas consumió en  preparar el Temario, en recitarme la Memoria o la lección de Cátedra mientras nuestros hijos jugaban en el jardín vigilados por nuestras esposas!

            Su estancia en la Facultad de Lejona fué un verdadero drama; la reiterada negativa de la “Osadiketza” a su vinculación asistencial y las veladas amenazas de la banda criminal ETA le impulsaron a solicitar en Febrero de 1986 la Comisión de Servicio en  la Facultad de Cádiz y en Marzo la excedencia. Para reincorporarse de nuevo al Servicio de ORL del H.C. Univ. tuvo que opositar de nuevo a una Plaza Vinculada de Profesor Titular  y Jefe de Sección.

            Hasta su jubilación en Octubre de 2017 desempeñó diversos cargos Académicos: Vicedecano de Medicina, Tutor de Residentes del Programa MIR, Director del Servicio Central de Investigación en Ciencias de la Salud y otros. Fué Presidente de la Sociedad Andaluza de ORL, Socio de Número de la Sociedad española de ORL, de la Sociedad Hispano-Alemana de ORL y miembro de esta Real Academia, versando su discurso de recepción sobre “Vejez, Sordera y Civilización. La Presbiacusia en el siglo XXI”, una brillantísima puesta al día de este problema médico y social.

            Pero todos estos méritos y reconocimientos no fueron gratuitos, sino  el fruto de su esfuerzo, dedicación y sacrificios. Publicó artículos en revistas nacionales y extranjeras, colaboró en Ponencias y Monografías y como cofundador de (AGIORL) Asociación Gaditana para la Investigación en Otorrinolaringología propició la organización de Congresos nacionales e internacionales en Cádiz:

  • II Symposium Ibero-Americano de Otoneurocirugia 1976.
  •  III Congreso Mundial de la Neuro- Oto-ophtalmological and Aequilibriometric Society (NES) 1977.-
  •  XV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvicofacial (SEORL) 1993.- 
  •  V Congreso Nacional de Educadores de Sordos 1994.-
  • II Congreso de la Sociedad Hispano – Alemana de Otorrinola­ringología y Cirugía de Cabeza y Cuello 1996.
  •  Cursos de Postgraduados de nuestro Servicio sobre Audiología, Equilibriometría, Cirugía mínimamente invasiva con Láser Carbónico, etc.. con cuyos ingresos renovamos y completamos la dotación instrumental del Servicio, introduciendo nuevas técnicas y supliendo el desinterés de la Universidad y el  abandono del SAS.

            Desarrolló el método de registro y valoración de los potenciales evocados auditivos en el conejo; estudió experimentalmente el trauma sonoro en el conejo en función de la intensidad del sonido y del tiempo de exposición, resultados que fueron confirmados años más tarde por Yamamura y cols y publicados  en los  American Archives of Otolaryngology. También estudiamos   el deterioro auditivo y vestibular en conejos con Hydrops endolinfático y Glaucoma congénitos, biológicamente inducidos, en colaboración con el profesor Alemany. Proyecto de investigación de altura que interesó a muchos laboratorios farmacéuticos, pero que fué abortado por el Decano de aquélla época, de cuyo nombre no quiero acordarme, al dar vacaciones en Agosto sin nuestro conocimiento al cuidador del animalario del Policlínico, muriendo los animales por deshidratación y desnutrición.

            Desempeñó un importante papel en la consecución del Colegio Provincial de Sordos de Cádiz, al estudiar La morbilidad y etiología de la sordomudez en la provincia de Cádiz” que sirvió para justificar la necesidad del colegio. Por ello nadie mejor que él para prologar la Historia del Colegio Provincial de Sordos de Cádiz, editada  generosamente por el Colegio Provincial de Médicos de Cádiz.

            Terminaré con una semblanza personal del profesor Roquette. Fué un hombre de inteligencia preclara, imaginación desbordante, extraordinaria capacidad de síntesis, grandes dotes didácticas, aptitud para el dibujo, fino sentido del humor y sólida formación humanística y musical. Armonizaba su pensamiento cartesiano con una fé profunda, heredada de sus antepasados Hugonotes franceses conversos , reflejada en  el “Elogio de la vida sencilla” :

Conciencia tranquila y sana

es el tesoro que quiero,

nada pido y nada espero,

para el día de mañana,

Tan solo le pido a Dios,

casa limpia en que albergar,

pan tierno para comer,

un libro para leer

y un Cristo para rezar.

            Destacaré su educación exquisita, ética irreprochable, honradez ejemplar y una lealtad absoluta sin renunciar a la crítica cuando discrepaba. En 1988 solicité 6 meses de permiso sin sueldo para preparar las Oposiciones a la Cátedra vacante de la Univ. de Valencia.  Al día siguiente le  ofrecieron la Jefatura del Servicio; Jorge se negó rotundamente hasta no conocer el resultado de las oposiciones y mi decisión final. Por eso, cuando en Febrero de 1989 renuncié a tomar posesión de la Cátedra de Valencia por las condiciones inasumibles de la Consejería de Sanidad socialista pude reincorporarme gracias a él a mi puesto en el Clínico de Puerto Real.

            Este retrato del profesor Roquette, evidentemente personal y subjetivo,  coincide con las manifestaciones de compañeros y discípulos enviadas con motivo de su reciente desaparición, llenas de admiración y de cariño. Algunas rezaban así:

1.-       Jorge a tu manera, has sido un personaje  excepcional en el sentido más amplio y completo de su definición: persona singular con una forma peculiar de afrontar cualquier situación. En tu caso, con una mezcla equilibrada entre tus  principios  firmes y resistentes al paso del tiempo y los nuevos vientos profesionales y sociales…

2.-  Persona admirada por sus cualidades y conocimientos,  como tú  Jorge, respetado por ser un hombre sabio,  implacable con  lo pedante o lo pretencioso, con  una opinión  crítica, incisiva y original  que alcanza cualquier aspecto de la vida.

            Echaremos de menos tus sesiones divertidas, combinando anécdotas sorprendentes, conocimientos profundos de cualquier materia y sucesos históricos con un verbo fácil y atrevido que agitaba nuestro pensamiento, tu actividad arrolladora  y enérgica con  los pacientes y  con las enfermeras en la sala de curas,  tu sentimiento de hermandad con aquellos que han venido de lejos,  del otro lado del atlántico, durante estos años…, tu emoción  al hablar de tus nietos.

3.- Jorge aunque llegué casi la última, echaré de menos  tu mirada de apoyo cuando sabías que la necesitaba, tu prudencia cómplice en situaciones difíciles,  tu generosidad en hacer nuestro algo que era sólo tuyo, y como no decirlo, la compañía de tus manos rápidas y precisas, delicadas y firmes.

            El profesor Roquette  fué siempre mi brazo derecho, mi mayor apoyo en la dirección del servicio y os confieso humildemente que, siendo yo el maestro, le admiré mucho y me sirvió de ejemplo y de estímulo. Por eso, no sólo he perdido un colaborador y amigo; he perdido un hijo modélico.

            Sólo Dios sabe por qué la es vida tan injusta, llevándoselo anticipadamente ahora que podía disfrutar de su familia y de un merecido descanso. Si alguien podía recitar con propiedad la letra de “My way”, su canción favorita, era precisamente él:

“Y ahora, que el final está cerca y  me enfrento al último telón

lo diré sin rodeos.

He vivido una vida plena, viajé por todos y cada uno de los caminos,

Hice lo que tenía que hacer y llegué al final

y lo hice a mi manera“.

Pues ¿qué es un hombre? ¿qué es lo que ha conseguido?

Si no es a sí mismo, entonces no tiene nada.

            Y Jorge lo consiguió por haber sido siempre fiel a sí mismo, a sus principios y estará hoy entre los justos, porque amó a su familia, curó sabiamente al prójimo, enseñó con generosidad y respetó a su maestro.

Descanse en paz.

10.10.2019

Prof. Dr. Juan Bartual Pastor

UNA IMÁGEN PARA EL RECUERDO

Artículos de interés

Querido Manolo. En contestación al Dr. Manuel María Ortega Marlasca, Médico de Familia

comcadiz

Sanidad Andaluza: ¿de cabeza al desahucio?

comcadiz

El arcón de huesos

comcadiz

Deja un comentario

css.php