Ocio

Guernica. Coincidencias…buscadas o encontradas

José Arturo Visedo Manzanares

     Picasso dijo: “yo no busco, encuentro”.

     En mayo de 1937, Dora Maar realizó varias fotografías  al  lienzo de grandes dimensiones que Picasso estaba pintando, para dejar constancia de los cambios que al artista se le iban ocurriendo sobre la marcha. De dichas fotografías sólo sabemos que la primera se realizó el 14 de mayo y en ella vemos que se ha trasladado a la tela, con ligeras correcciones, el boceto sobre papel fechado el 9 de mayo que es, a su vez, la evolución de una idea surgida los días 18 y 19 de abril.

     Estaba destinado a cubrir uno de los muros del vestíbulo del Pabellón que España inauguraría, en junio de ese año, en la Feria Internacional de París, hace ahora 83 años.

     En la mitad  izquierda vemos una mujer, con el cadáver de un niño, mirando en actitud forzada a un toro que ocupa medio mural. A los pies de ambos, en el suelo, una figura masculina con el brazo derecho levantado verticalmente hasta el larguero opuesto y en el centro de la tela un equino retorcido de dolor con un corte quirúrgico en el vientre. En la mitad derecha, un edificio en llamas por una de cuyas ventanas aparece una figura femenina con un candil en la mano; a su altura, pero en un plano inferior, otra mujer sujetando un cadáver amortajado y en el extremo derecho una nueva figura femenina arrojándose a las llamas.

En la quinta foto, tomada con la pintura bastante avanzada,

del sujeto que yacía en el suelo solo queda la cabeza, que ha cambiado de orientación, y los brazos, ninguno de ellos levantado.

     El equino, que más adelante sabremos que es yegua, eleva el cuello; una lanza le atraviesa el costado y el corte quirúrgico de su vientre es más evidente.

Sobre él aparece un sol.

     En el boceto del 6 de mayo, del corte ventral de la yegua, salía un caballito alado, Pegaso,  que ha desaparecido.

Pegaso, según la mitología griega, representa al arte, la obra de arte; Picasso muestra que el arte fue sacado (cesárea) del vientre que lo contenía, una pinacoteca, el Prado, porque estaba siendo “atravesada” por las bombas de la Legión Cóndor (Madrid sufrió bombardeos diarios desde Octubre del 36 a Enero del 37 y durante los mismos El Prado fue alanzado por 9 bombas incendiarias, siendo preciso sacar las obras de arte para ponerlas a salvo).

     Siguiendo con  la mitología griega: el dios Zeus convirtió al animal mortal, Pegaso,  en la Constelación inmortal, Pegaso, en premio a sus servicios. Para Picasso el Arte debe ser inmortal, por eso convierte al caballito alado de su boceto del 6 de mayo en el            sol-Constelación (Pegaso) sobre la cabeza de la yegua. 

    El candil representa la luz de la inspiración de todo artísta.

     Inspiración, Arte inmortal y Pinacoteca, formando una trilogía, trilogía que nos recuerda, en espejo, a “La Santísima Trinidad” del Greco.

 Primera coincidencia ¿buscada ó encontrada?

     El toro, al que vemos con cabeza humanoide, ha cambiado de sentido y a sus pies permanece la mujer del niño muerto. Se trata del propio Picasso, tal como ha venido representándose a sí mismo en los grabados de  la Suite Vollard;  a sus  pies la alegoría de la República española dirigiéndose a él en actitud forzada, cuyos hijos, los hijos de la república, les enfants de la patrie, están muriendo bajo las bombas enemigas (La República pidió a artistas como Picasso que colaborasen con ella  para dar  publicidad a los bombardeos que la aviación alemano-italiana estaba llevando a cabo sobre Madrid).

     Ambos forman un conjunto que recuerda, en espejo, al formado por Velázquez y Dª Agustina Sarmiento en “las meninas”.

Segunda coincidencia ¿buscada ó encontrada?

     Termina los pies de quien presenta una lágrima en su cara. Se trata de Dora Maar, su actual  amante:

Para mí, Dora, es la mujer que llora. Esa es su realidad más profunda“. Pablo Picasso.

Lleva un tocado, a los que era aficionada,de forma triangular. Su postura en el lienzo nos recuerda a Dª Isabel de Velasco en “las meninas”.

Tercera coincidencia ¿buscada ó encontrada?

     Finalmente, la figura situada a la derecha aparece vestida con taleguilla torera, que es como aparecía la bailarina Olga Khokhlova, su esposa, en Minotauromaquia. “Cuando tengo una nueva mujer, a la anterior la quemo; es la mejor forma de olvidarla”. P. Picasso. Se asemeja, en espejo, al fusilado del 3 de mayo de Goya.

Nueva coincidencia,  ¿buscada ó encontrada?

La quema entre lenguas de fuego y le coloca unas alas a la altura de las axilas de forma ovalada

con las que aparece junto a otras bailarinas en un dibujo previo, para reconocerla, siendo semejante, incluso, la postura de los brazos.

https://guernicaeramadrid.wordpress.com/

https://elguernicaymadrid.blogspot.com/

https://guernicaeramadrid.blogspot.com/

Artículos de interés

El Museo de Chiclana acoge hasta el 4 de octubre el homenaje a Florence Nightingale

comcadiz

Operación Vientre Plano

comcadiz

El bicentenario de Florence Nightingale rastrea su influencia en Federico Rubio y Galí

comcadiz

Deja un comentario

css.php
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad