Image default
Primero Primaria

Nuevo año, nuevas esperanzas

Cada vez que empieza un año, tengo la misma sensación que se tiene cuando se abre una puerta en un lugar desconocido. No sabes lo que te vas a encontrar y te anima la experiencia de poder localizar un bien preciado, algo que habías perdido, una persona añorada o un tesoro de los que tanto nos ilusionaba en nuestra época infantil con los cuentos que nos llegaban. Todavía me quedan remanentes de ilusión y de elementos ilusionantes.

Es cada vez más crudo y difícil poder ilusionarte con tu día a día, pero no nos queda más remedio hasta el día que nos jubilemos o “alguien” se encargue de quitarnos de en medio a nuestro pesar. La única forma de no ser presa del pesimismo y del burn-out es este: tener esa experiencia de acceder a algo positivo y novedoso.

Todos sabemos que el futuro está cuando menos gris, pero si al mismo le añadimos más tonalidad oscura, escaso favor nos hacemos y se lo hacemos a los demás.

¿Y qué ves de positivo a este panorama?… ya sé que es algo que a más de uno os asaltará a la mente a modo de cuestión reactiva, pero o continuamos con elementos positivos en el día a día o nos vamos todos para el… desánimo total…

 

Dr. Manuel M. Ortega Marlasca.

Vocal de Atención Primaria.

Excmo. Colegio Oficial de Médicos de Cádiz

Artículos de interés

En la búsqueda de la sentencia ejemplar en agresiones

comcadiz

Hagamos lo que debamos hacer: tan solo eso

comcadiz

Inequidad de lo bienhecho

Manuel María Ortega Marlasca

Deja un comentario

css.php