Image default
Primero Primaria

¡¡¡TODOS PARA DENTRO!!!

Muchas veces veo la puerta de mi consulta como un auténtico asalto de corsarios en medio del océano. Todos entran sin límite….

La tan cacareada “demora cero” nos hace trizas casi a diario a todos. No existen límites a las entradas a las consultas. La simple imposición del que acude a nuestro centro de salud se convierte de forma instantánea en una patente de corso para entrar. Todo son urgencias por muy chorradas que sean. Los bises, insertados y dobles listados de pacientes es uno de nuestros sufrimientos coronarios a diario. Y esto nos está achicharrando a todos…

Lo veo a modo de acoso, deterioro progresivo y casi desprecio de la asistencia. La calidad se difumina entre tanta chorrada que debemos “despachar”.

Los ejemplos los podemos sacar casi para hacer un libro de anécdotas o de listado de despropósitos. Una receta porque pasaba por la puerta del centro, me duele algo desde hace meses, una manchita que me preocupa desde hace meses, un test de gestación ahora porque me agobio mucho o tan solo me encuentro mal desde hace días y quiero que me den una respuesta ahora. Despropósitos para venta al por mayor.

Algo que me insufla la bilis es el mal-uso de la palabra URGENCIAS. Bien dicho, se debe denominar SIN CITA, pues una urgencia es algo que razonablemente ponga en duda o lesione la persona y que precisa de una actuación médica sin demora. Para nada se parece a lo que tenemos que atender casi en su totalidad de las veces.

Añadamos otro dato que tengo constatado: casi un 20% (dato de estudio propio en desarrollo) de mis pacientes citados no acuden a la cita que habían cogido. Ello induce que se cuelen al cabo de los días como extras en mi consulta o en la de mis colegas. Más quemadera y sobrecarga con días en los que se congregan varias inasistencias y tengo un parón asistencial que no hace más que presagiar sobrecargas y agobios futuros.

Muchos hablan de que el tratamiento a instaurar a este abuso diario y mal uso de los recursos asistenciales es el pago por cita o por las supuestas urgencias. Es algo visceral que casi te impone una respuesta rápida, pero bien razonado, haría que los que tuvieran más recursos abusaran más de estas mañas y además se vieran legitimados “al pagar por sus servicios”. Algo mucho más peligroso, creo. Tal vez la administración debiera dirigir sus miradas a esos abusadores y darles una llamada de atención de forma previa y en caso de no mejorar en su abuso, iniciar un cambio de médico y centro de salud para que fuera algo más complicado cada vez tener la asistencia, sin que nadie se la quite…No?

Nadie creo que diga que la cosa está mal para la Atención Primaria. Algunos colegas bien versados en el tema lo dicen a los cuatro vientos(1), y para otros ven en este sistema masificado y lleno de abusos como la deshumanización asistencial(2).

De lo que creo estamos todos seguros es que sin sustitutos, abusadores generalizados por todos lados, aumentando la presión, aumentando las actividades y los cupos asistenciales… nuestro futuro es incierto por no decir negro.

Dr. Manuel María Ortega Marlasca.

Primero Primaria; 29/10/2017.

Vocalía de médicos de Atención Primaria.

BIBLIOGRAFIA

1. Minué S. Malgastar nuestro tiempo [Internet]. El Gerente De Mediado. 2017 [cited 2017 Oct 23]. Available from: http://gerentedemediado.blogspot.com.es/2017/10/malgastar-nuestro-tiempo.html

2. Casado S. ¿Qué haría falta para humanizar la Atención Primaria? [Internet]. La consulta del doctor Casado: 2017 [cited 2017 Oct 25]. Available from: http://www.doctorcasado.es/2017/10/que-haria-falta-para-humanizar-la.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+LaConsultaDelDoctorCasado+%28La+consulta+del+doctor+Casado%29

Artículos de interés

Hagamos lo que debamos hacer: tan solo eso

comcadiz

Inequidad de lo bienhecho

Manuel María Ortega Marlasca

Basta Ya crea sus cimientos gaditanos

Manuel María Ortega Marlasca

Deja un comentario

css.php