Image default
Primero Primaria

Trabaja en el SAS sin menoscabo económico

Dr. Manuel María Ortega Marlasca. Vocalía de médicos de Atención Primaria del COMCADIZ

Resulta curiosa la doble situación en la que con frecuencia nos vemos los médicos de Atención Primaria que trabajamos para el Servicio Andaluz de Salud (SAS), es decir, la gran mayoría de todos nosotros. Por un lado vemos como no nos llega la información por parte de nuestra propia empresa, máxime cuando hablamos de control de nuestros emolumentos mensuales. Por el otro el poco interés que le ponemos al control de nuestras nóminas. Más nos preocupa la revisión de un caso o la actualización casi diaria de conocimientos antes que el control directo de lo que a nuestra cuenta bancaria le podemos ir poniendo.

Lo digo por el desconocimiento que se tiene de la resolución de 28 de julio de 2017 de la Dirección General de los Profesionales del SAS sobre Programas destinados a retribuir el especial rendimiento por la participación de profesionales en la mejora de la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios de Atención Primaria.

Este desconocido documento nos permite que por incrementar la jornada 4 horas sobre nuestra jornada normal, se nos pague 142.60 € por día, algo que dista bastante de lo que hasta el momento -podemos constatar- se suele ofertar por el hecho de suplir todas las incidencias y carencias que casi a diario se nos presentan en los centros de salud.

Lo habitual es que se doble la jornada y se recupere ese día con un día libre compensatorio, el cual en ocasiones me han dicho colegas que no ha sido ni de su elección. Sencillamente no lo entiendo…

Así que si en vez de negociar a la baja, conocemos las resoluciones de nuestra empresa, la cosa nos irá algo mejor…

Accede aquí al documento

Artículos de interés

Basta Ya crea sus cimientos gaditanos

Manuel María Ortega Marlasca

10 años del asesinato

Manuel María Ortega Marlasca

Con 50 y en Primaria…

Manuel María Ortega Marlasca

1 comentario

Avatar
Anselmo Pérez de Cos 5 marzo, 2018 at 15:05

Vienen tiempos oscuros para el SAS (o más oscuros).
El SAS es una empresa que se habría extinguido hace décadas si no bebiera (cual vampiro) de las arcas públicas.
Es una empresa cuya historia se ha visto marcada por el TERRORISMO INSTITUCIONAL que profesa sistemáticamente contra sus trabajadores y por la mala gestión, malversación y prácticamente asesinato de miles de pacientes por recortes sanguinarios y seguidos de regalos de dinero público y conciertos a gogó con el sector privado a golpe de maletín en B para los directivos del SAS. Una privatización encubierta que quema a médicos y pacientes para que migren VOLUNTARIAMENTE a la privada y el día de mañana piensen que la aniquilación de la sanidad pública no tuvo culpables. Una mafia y una vergüenza, un nido de ratas donde quien es mal profesional y no deriva ni pide pruebas es “el favorito de la gerencia” y quien es buen profesional termina cediendo y “maleando su praxis” o termina quemado y amargado.
Eso es el SAS.
Una empresa de la que tienes que desconfiar, revisando cada mes tu nómina para ver “dónde te han engañado esta vez”. Una empresa de contratos precarios. Una empresa que valora más el carnet del partido que los méritos académicos o profesionales. Eso es el SAS.
Y lo va a tener jodido, muy pero que muy jodido para contratar médicos a partir de ahora, pues todo el daño que ha hecho le va a pasar factura.
Tras décadas exprimiendo a los médicos hasta el límite de la humillación y la explotación esclavista, ahora que la sanidad privada repunta de nuevo (e imparable, entre otras cosas por su ayuda), el SAS se sorprende al no encontrar médicos.
¡No hay especialistas para contratar!
¡Se quedan desiertas plazas indefinidas! ¡Hay quien pide excedencia y renuncia a su plaza!
¿Sorprendente?
Yo creo que no.
Es lo lógico cuando en la privada ves a la mitad de pacientes por el triple del sueldo y encima recibes un trato respetuoso y humano por parte de tu empleador.
Vienen tiempos oscuros en los que la sanidad pública de beneficencia que el SAS está motando premeditadamente, se verá privado de facultativos y tendrá (como ya está haciendo ilegalmente) que contratar a médicos extranjeros con títulos sin homologar y una peligrosa falta de conocimientos médicos.
Lo siento por los pacientes, lo siento por mis compañeros (a quienes respeto, admiro y compadezco), pero yo tomé la decisión de no hundirme con en el barco y no pienso volver a trabajar para esos criminales.

Reply

Deja un comentario

css.php