Image default
Tertulia conmigo solo

Compatibilidad: confirme que ya no ejerce donde lo hacía

Recuerdo que hace unos meses escribía acerca de algo que puede parecer nimio, pero que tiene su importancia. Y resulta que ahora se ha presentado el mismo problema, pues un colegiado me consulta porque ha sido llamado por la inspección para que acredite que tiene concedida la compatibilidad para ejercer su función profesional en una clínica privada mientras está cobrando la exclusiva.

El colegiado me aseguraba que esa función profesional en la clínica privada había dejado de prestarla hacía años, antes de renunciar a la compatibilidad y solicitar que se le concediera la exclusiva.

El problema está en que el médico no se había asegurado de que la clínica lo daba de baja en su relación de profesionales, de forma que había seguido apareciendo su nombre como integrante de la plantilla. Y lo que más me llamó la atención es que el colegiado no entendía la gravedad de la situación hasta que se le explicó despacio y con todo detalle.

No digo que este sea el caso que nos ocupa ahora. Pero imagínense que un paciente acude a una clínica convencido de que va a ser tratado de su patología por un médico especialista, pues es su nombre y su título el que se anuncia allí. Sin embargo, como ese especialista ya no trabaja realmente en ese centro, resulta que el diagnóstico y el tratamiento es efectuado por alguien que no ostenta tal especialidad. ¿No estaría ese paciente siendo engañado?

Ello podría dar lugar a la acusación de haberse cometido un delito de usurpación de funciones y calidad, lo que el Código Penal denomina intrusismo profesional y castiga en su artículo 403. Ese delito lo cometería aquel que realizara directamente las funciones de profesional sin serlo, pero también podría considerarse que lo comete, a título de cooperador necesario, quien facilita su título profesional para que otro ejerza la profesión.

¿Y qué necesidad hay de que el médico especialista, que ya no ejerce su profesión en determinado centro, sea llamado por el Juez de instrucción para que explique lo que ha ocurrido? ¿No es más fácil asegurarse de que cuando uno deja de trabajar en un centro confirme que se le da de baja en la relación de profesionales del mismo?

Y la semana que viene, más.

Miguel Fernández-Melero Enríquez
Asesor Jurídico del Colegio

Artículos de interés

No dar ventaja a los agresores

Cuidado con la fecha que consta en el consentimiento informado

Miguel Fernández-Melero Enríquez

¿Puedo dejar de asistir al paciente si falla de confianza?

Miguel Fernández-Melero Enríquez

2 comentarios

Avatar
pedro riquelme alvarez 7 enero, 2015 at 23:16

Qué nos da el Sas por no ser exclusivos, con respecto al que lo es.?? qué hacemos de menos los que no cobramos la exclusividad,con respecto.a los que la cobran?? Como puede exigirse renunciar a la exclusividad a los médicos contratados al 50% que pueden tener la oportunidad de trebajar en la privada? Hasta cuándo este atraco?? Pregunto podemos hacer algo? Que han hecho los colegios,sindicatos,sociedades,etc? FEliz año.

Reply
Avatar
comcadiz 9 enero, 2015 at 13:33

Gracias por su comentario. Estamos de acuerdo en la injusticia que supone este complemento de “exclusividad”. Desde el Consejo Andaluz trabajaremos en esta línea para combatir esta situación injusta y ya superada en muchas otras comunidades autónomas.

Reply

Deja un comentario

css.php