Image default
Efemérides

Lupus: Un año más en la oscuridad

La Federación Española de Lupus (FELUPUS) conmemora el Día Mundial de la enfermedad, el 10 de mayo, bajo el lema “Un año más en la oscuridad”, con la intención de recordar que todavía siguen sin cumplirse las reivindicaciones históricas de los pacientes, más de  40.000 personas en nuestro país.

El lupus es una enfermedad autoinmune, sistémica, crónica e incurable, que aparece principalmente en la pubertad, afectando en un 90% de los casos a mujeres en edad fértil. Cursa con brotes y exacerbaciones  continuas de enfermedad, sin perspectiva alguna de mejoría, sino más bien todo lo contrario, pues a los efectos de la propia enfermedad sumamos los negativos de una medicación extremadamente agresiva.

Se considera al lupus una enfermedad altamente discapacitante por las lesiones orgánicas  que provoca y por las  importantes limitaciones que supone para las actividades  de la vida diaria como son evitar la estricta exposición al sol, tanto directa como indirectamente y el esfuerzo físico prolongado e intenso.

Uno  de los objetivos principales de FELUPUS, según han asegurado, es conseguir que el lupus esté incluido en el baremo de discapacidades. A su juicio con el reconocimiento  del  grado de discapacidad se favorecerá la contratación laboral de los enfermos de lupus, ya que el trabajo desempeñado por este colectivo se adecuaría a su situación personal a la vez que el empleador se beneficiaría de las ventajas previstas en la legislación vigente.

La valoración  de la Discapacidad debe determinarse por la limitación para las actividades  de la vida diaria que genere la patología y que esa limitación hará que una persona alcance un mayor o menor grado  de discapacidad, entendemos que está claramente acreditado que los lúpicos tiene una importante limitación para su desenvolvimiento  en la vida cotidiana y, muy espacialmente, para desempeñar una actividad laboral, siendo éste un problema cuya resolución está en manos de la Administración.

La situación actual, donde no se conoce ningún grado de discapacidad  por tener diagnosticado un lupus, les lleva a los afectados, según han afirmado, a ser los “discapacitados invisibles, a sentirnos tratados con injusticia, víctimas de un importante agravio comparativo y avocados a la exclusión social” denuncian.

El causante principal y uno de los principales  desencadenantes de la enfermedad   y los brotes de lupus es la luz solar, y por tanto, deben protegerse todos los días con fotoprotección.

Los mayores expertos del mundo en la enfermedad lúpica consideran imprescindible que todos los enfermos de lupus se apliquen fotoprotector diariamente como prevención, puesto que la acción solar es causa directa del desencadenamiento de brotes importantes de la  enfermedad que, en no pocos casos, requiere hospitalización.

Artículos de interés

Donantes de felicidad

Antonio Ares Camerino

¡Sin ellas imposible! – 27 de febrero, Día Mundial de las ONG

Antonio Ares Camerino

La firma de Antonio Ares: ‘Por los derechos’

comcadiz

Deja un comentario

css.php